Círculo de la violencia

Hasta hace poco tiempo la violencia contra las mujeres se creía de carácter privado, es decir que era un asunto personal y se tenía que resolver en el contexto familiar; era entendida como un “derecho” de los hombres, como algo normal -e incluso legítimo-, por tanto, ni el gobierno otras instituciones debían intervenir.

Cuando la mujer está inmersa en el círculo de la violencia, cree que la conducta de su pareja depende de su propio comportamiento, se siente responsable e intenta una y otra vez cambiar las conductas del maltratador. Sin embargo, cuando observa que sus expectativas fracasan de forma reiterada, desarrolla sentimientos de culpa y vergüenza. Además, se siente mal por no ser capaz de romper con la relación y por las conductas que ella realiza para evitar la violencia: mentir, encubrir al agresor, tener contactos sexuales a su pesar, “tolerar” el maltrato a los hijos(as), etcétera.

Con el paso del tiempo, el maltrato se hace más frecuente y severo, se desarrollan síntomas depresivos, como la apatía, la indefensión y la desesperanza.

Leonor Walker en 1978, describió el carácter cíclico del fenómeno de la violencia e identificó tres fases o momentos:

1.- Acumulación de tensión

Esta es la fase más difícil de identificar, su elemento principal es la violencia psicológica, en la cual el agresor manifiesta cada vez mayor irritabilidad, intolerancia y frustración: insulta, aísla, critica, humilla, responsabiliza de su estado de ánimo, cela, deja de hablar, discute y no te permite hablar, entre otras cosas.

En estas circunstancias la mujer suele justificar la conducta agresiva con frases como “yo lo provoque” o “me cela porque me quiere”.

2.- Estallido de violencia

Es el resultado de la tensión acumulada. Se pierde toda posibilidad de comunicación con el agresor y descarga sus tensiones.

Después del incidente violento, es posible que el mismo agresor cure las lesiones de su víctima o la lleve al hospital argumentando que se trató de un “accidente”.

3.- Luna de miel

Es esta fase se inicia un periodo de reconciliación, el agresor se muestra arrepentido, no por el hecho de haber estallado sino por haberse excedido en la manera de hacerlo, pide disculpas y promete que el incidente no volverá a suceder.

Tras varias repeticiones del ciclo, la fase de la reconciliación desaparece, pasando de la “acumulación de tensión” al “estallido de violencia”. En este caso las agresiones será cada vez más violentas.

Agudiza tus sentidos. ¿Entérate si vives violencia con tu pareja? Responde el test.

¿Vives violencia con tu pareja?

Después de contestar cada pregunta, suma el puntaje total y compáralo con el Índice de Abuso que se presenta al final, que permite estimar si nos encontramos en alguna situación de riesgo.

TEST

1.- ¿Sientes que tu pareja constantemente te está controlando?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

2-. ¿Te acusa de infidelidad o que actúas en forma sospechosa?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

3.- ¿Has perdido contacto con amigas, familiares, compañeras/os de trabajo para evitar que tu pareja se moleste?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

4.- ¿Te crítica y humilla, en público o en privado, sobre tu apariencia, tu forma de ser, el modo en que haces las tareas hogareñas?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

5.- ¿Controla estrictamente tus ingresos o el dinero que te entrega, originando discusiones?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

6.- Cuándo quiere que tú cambies de comportamiento, ¿Te presiona con el silencio, con la indiferencia o te priva del dinero?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

7.- ¿Tiene tu pareja cambios bruscos de humor o se comporta distinto contigo en público, como si fuera otra persona?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

8.- ¿Sientes que estás en permanente tensión y que, hagas lo que hagas, él se irrita o te culpabiliza?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

9.- ¿Te ha golpeado con sus manos, con un objeto o te ha lanzado cosas cuando se enoja o discuten?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

10.- ¿Te ha amenazado alguna vez con un objeto o armas, o con matarte él, a ti o algún miembro de la familia?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

11.- ¿Sientes que cedes a sus requerimientos sexuales por temor o te ha forzado a tener relaciones?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

12.- Después de un episodio violento él ¿se muestra cariñoso y atento, te regala cosas y te promete que nunca más volverá a golpearte o insultarte y que “todo cambiará”?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

 13.- ¿Has buscado o has recibido ayuda por lesiones que él te ha causado? (primeros auxilios, atención médica, psicología o legal).

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

14.- ¿Es violento con hijos, hijas o con otras personas?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

15.- ¿Ha sido necesario llamar a la policía o lo has intentado, al sentir que tu vida y la de tus familiares ha sido puesta en peligro por tu pareja?

Sí_____  A veces______  Rara vez______  No_______

RESULTADOS

CÁLCULO DEL PUNTAJE: por cada respuesta SÍ anota 3 puntos; por cada respuesta A VECES anota 2 puntos; por cada respuesta RARA VEZ anota 1 punto; las respuestas NO tienen 0 puntos.

Para obtener tu puntaje, simplemente suma todos los puntos asignados a tus respuestas. La suma es tu:

“ÍNDICE DE ABUSO”

0 a 11: RELACIÓN NO ABUSIVA.

Tal vez existen algunos problemas que se presentan comúnmente en los hogares, pero se resuelven sin violencia.

12 a 22: PRIMER GRADO DE ABUSO.

La violencia en la relación está comenzando. Es una situación de ALERTA y un indicador de que la violencia puede aumentar en el futuro.

23 a 34: ABUSO SEVERO.

Necesitas considerar seriamente la búsqueda de ayuda institucional o privada; y dejar la casa provisoriamente.

35 a 45: ¡ABUSO PELIGROSO!

Necesitas considerar en forma URGENTE la posibilidad de dejar la relación en forma temporal y obtener apoyo externo (policía, legal). El problema de violencia no se resuelve por sí mismo o con sólo desearlo ambos. Tu salud física o mental puede quedar permanentemente dañada y tu vida puede llegar a estar en peligro de muerte en más de una ocasión.

ALTERNATIVAS DE APOYO:

Si al contestar el cuestionario te has dado cuenta de que vives algún grado de abuso y que tu pareja usa la violencia como una forma de resolver conflictos, te recomendamos que pidas ayuda a los Centros para el Desarrollo de las Mujeres, las Unidades y Módulos de Atención Integral para las Mujeres en el Estado de San Luis Potosí, o llamando al 9-1-1.